Seis Eficaces Opciones de Tratamiento para los Quistes en los Ovarios

Share

Tratamiento para los Quistes en los OvariosAcaba de una vez con el dolor de ovarios, deja de sufrir, aquí te presentamos seis estupendas formas de tratamiento para los quistes en los ovarios. Estas opciones de tratamiento son también muy útiles si quieres prevenir la formación de quistes ováricos, en especial, si tienes un historial familiar de este tipo de formaciones. Además, ten en cuenta que los tratamientos para los quistes en los ovarios que te explicamos a continuación son también válidos para la endometriosis.

Antes de comentar las formas de tratamiento para los quistes en los ovarios, es preciso saber que los quistes de ovario y la endometriosis son dos afecciones ginecológicas que provocan dolores, molestias e infertilidad en las mujeres. Los quistes ováricos se forman durante el proceso de la ovulación, que consiste en la expulsión de un óvulo desde uno de los ovarios hasta la trompa de Falopio correspondiente. Justo antes de la ovulación, se desarrolla un folículo. Si este no se rompe y, por tanto, no expulsa el óvulo, puede convertirse en un quiste. Por su parte, la endometriosis consiste en el crecimiento de células, que se suelen encontrar en la matriz, fuera del útero, en otras estructuras como, por ejemplo, los ovarios. Esta afección puede afectar a la fertilidad y causar dolores intensos en la zona pélvica.

  1. Observar y esperar: Esta es, sin duda, la opción de tratamiento para los quistes en los ovarios más sencilla. Es siempre la primera opción, ya que la mayoría de los quistes ováricos desaparecen por sí mismos dentro de uno o dos ciclos menstruales. En aquellas mujeres con endometriosis leve o que están cerca de la menopausia, este es el método recomendado porque así se proporciona el tiempo suficiente para que los síntomas desaparezcan de forma natural.
  2. Los medicamentos de venta sin receta: Este tratamiento para los quistes en los ovarios consiste en el consumo de medicamentos de venta sin receta, como, por ejemplo, paracetamol, ácido acetilsalicílico o ibuprofeno, ya que alivian los dolorosos calambres que provocan las enfermedades de los ovarios.
  3. Las pastillas anticonceptivas: Este tratamiento para los quistes en los ovarios se basa en el suministro planificado de una dosis de estrógeno y progestina para controlar el ciclo menstrual. Las pastillas anticonceptivas previenen la ovulación y, sin ovulación, se reduce el desarrollo de nuevos quistes ováricos. No obstante, este tratamiento para los quistes en los ovarios no reduce el tamaño de los quistes de ovario ya existentes.
  4. Las terapias hormonales: En este tratamiento para los quistes de ovario, se emplean medicamentos que imitan las hormonas que se encuentran en el organismo de forma natural con el fin de aliviar los síntomas de los quistes y la endometriosis. Estos medicamentos son: el danazol, una testosterona modificada; las progestinas, que actúan como la progesterona, una hormona relacionada con el ciclo menstrual; y la hormona liberadora de gonadotropina (agonista GnRH), que disminuye la producción de estrógenos y, por ende, reduce los síntomas endometriales.
  5. El calor: Este tratamiento para los quistes en los ovarios se emplea especialmente para aliviar la sensación de dolor pélvico mediante el aumento del flujo sanguíneo en la musculatura pélvica. Los expertos recomiendan aplicar calor sirviéndose de una botella de agua caliente, de una bolsa de agua caliente o dándose un baño.
  6. Las técnicas de relajación: Por último, los profesionales recomiendan este tratamiento para soportar el dolor pélvico. La meditación y la respiración profunda ayudan a reducir la sensación de dolor, disminuyen la depresión y ofrecen una estrategia para acabar con las molestias.

En definitiva, existen varios métodos que pueden ayudarte a acabar con el dolor. Ten en cuenta que los distintos métodos son compatibles y puedes combinarlos para obtener mejores resultados. En todos los casos, si sientes dolor de ovarios, acude a tu médico y pregúntale cuáles opciones de tratamiento para los quistes en los ovarios son más adecuadas para tu caso en particular.

Share

Reveladas las causas del dolor en el Ovario Derecho al Toser

Share

causas del dolor en el Ovario¿Sientes dolor en el ovario derecho cuando toses? Entonces, este artículo ha sido escrito especialmente para ti. Además, somos muchas las mujeres que sentimos estas molestias en algún momento de nuestras vidas, por ello, incluso si nunca has sentido dolor en el ovario derecho al toser, te recomiendo que leas la información que aparece a continuación, ya que te ayudará a conocer los posibles síntomas y a mantenerte alerta para acudir al médico en cuanto aparezcan las primeras señales. Recuerda que recibir diagnóstico a tiempo es crucial a la hora de tratar cualquier enfermedad. A continuación, analizaremos algunas de las principales causas del dolor en el ovario derecho, como la enfermedad inflamatoria pélvica (EIP), los quistes de ovario y el embarazo ectópico.

Ten en cuenta que, en ocasiones, los médicos pueden tener dificultades para diagnosticar y tratar las enfermedades de los ovarios en estado avanzado; por tanto, si sientes dolor en el ovario derecho cuando toses o cuando realizas estiramientos, ve al médico inmediatamente. Hay muchas causas para estas molestias, en cualquier caso, los médicos suelen realizar reconocimientos médicos, ecografías y análisis de sangre y de orina para diagnosticar el problema.

  1. La enfermedad inflamatoria pélvica: Una causa muy común del dolor en el ovario derecho es la enfermedad inflamatoria pélvica, también conocida como EIP. Se trata de una inflamación de los órganos del sistema reproductivo femenino —los ovarios, las trompas de Falopio, el cuello uterino y el útero—; puede causar irritación peritoneal, que, a su vez, produce molestias al toser o al realizar estiramientos. La EIP se contrae a través de enfermedades de transmisión sexual, como, por ejemplo, la clamidia, y, normalmente, sus efectos no son duraderos. En ocasiones, la EIP puede producir infertilidad, abscesos tuboováricos y sepsis, una septicemia —enfermedad que afecta a todo el cuerpo y que resulta de la presencia de microorganismos patógenos, o de sus toxinas, en la sangre— que puede producir la muerte. Esta enfermedad también puede incrementar el riesgo de sufrir embarazos ectópicos. Otros de los síntomas son: fiebre, náuseas y vómitos.
  2. Los quistes de ovario: El dolor en el ovario derecho también se puede deber a la presencia de quistes de ovario —bolsas rellenas de fluido que se forman en los ovarios o alrededor de estos—. Todas las mujeres tenemos quistes de ovario en algún momento de nuestras vidas, y, por lo general, son totalmente inocuos y desaparecen por sí mismos. Si el dolor en el ovario derecho aparece de repente y es intenso, debes ir al médico inmediatamente. Además, si tienes síntomas, como, por ejemplo, fiebre o vómitos, lo mejor que puedes hacer es ir a urgencias directamente. Otros de los síntomas de esta enfermedad de los ovarios son: respiración rápida, sudores fríos y mareos.
  3. El embarazo ectópico: El embarazo ectópico puede causar dolor en el ovario derecho. Se trata de un tipo de embarazo en el que el embrión no se encuentra en la ubicación corriente, dentro del útero, sino en las trompas de Falopio o, incluso, en estructuras cercanas, como, por ejemplo, los ovarios. Por lo general, los síntomas no aparecen hasta que se produce algún corte, en ese momento, los síntomas pueden ser: hemorragias vaginales, dolor en el hombro derecho, necesidad de defecar, mareos, dolor en el ovario derecho y dolor en la pelvis. Antes de la rotura, algunas pacientes sienten molestias en la pelvis y distensión abdominal. En ocasiones, es preciso recurrir a la cirugía o a tratamientos médicos, pero, normalmente, terminan por separarse del organismo de forma natural y son expulsados del cuerpo.

Si bien estas son las tres principales causas que pueden producirte ese incómodo dolor en el ovario derecho cuando toses, también hay otras causas menos comunes, ya que hay una gran cantidad de órganos en la zona abdominal. Además, ten en cuenta que cuando hay un problema en una zona del cuerpo, es posible que sientas el dolor en otra parte. Otras causas posibles del dolor en el ovario derecho que resultan incrementadas al toser son: la apendicitis, la diverticulitis y el síndrome del intestino irritado. En cualquier caso, recuerda que es conveniente visitar al médico en cuanto sientas cualquier dolor en el ovario derecho.

Share

Descubre los Síntomas de los Quistes de Ovario en el Organismo

Share

Síntomas de los Quistes de OvarioDetectar los quistes ováricos a tiempo es muy importante, pero para ello es preciso saber cuáles son los síntomas de los quistes de ovario en los sistemas del organismo circundantes. Muchas mujeres sufren las consecuencias de no haber detectado un quiste a tiempo: dolores en los ovarios, quistes de gran tamaño, dificultades de micción, náuseas, vómitos, etc.; tales problemas podrían haberse evitado si hubieran conocido los síntomas de los quistes de ovario. Por ende, hemos recogido en este artículo una valiosa información que te ayudará a percatarte de la existencia de quistes de ovario en tu cuerpo. Continúa leyendo y descubre cómo puedes notar la presencia de estas formaciones.

Las bolsas rellenas de líquido que se forman en el interior de los ovarios o alrededor de estos últimos se conocen por el nombre de quistes de ovario, que, normalmente, son benignos y no provocan ningún síntoma; no obstante, los quistes grandes o aquellos que presentan hemorragias pueden causar los denominados síntomas de los quistes de ovario en los sistemas reproductivo, urinario y digestivo. Ten en cuenta que muchos de estos síntomas también se deben a otras afecciones y, por tanto, deben ser evaluados por un especialista para determinar la verdadera causa de los mismos.

  1. Los síntomas de los quistes de ovario en el sistema reproductivo: Según los expertos, los dolores pélvicos, las molestias durante el coito y los cambios en el ciclo menstrual son los principales síntomas de los quistes de ovario en el sistema reproductivo. Como los quistes ováricos pueden comprimir los ovarios o los órganos anejos, los dolores sordos en la pelvis pueden indicar la presencia de un quiste. Si el quiste tiene hemorragias y la sangre llega a las estructuras circundantes, el dolor pélvico puede ser más agudo y repentino. Durante el coito, es posible que se ejerza presión en los quistes de ovario, lo que provoca molestias durante y después de la penetración. Además, la presión de los quistes en los ovarios o en la matriz pueden modificar el ciclo menstrual. Entre estos cambios se encuentran la falta de menstruaciones o amenorreas, los menstruos dolorosos y las hemorragias abundantes durante la menstruación.
  2. Los síntomas de los quistes de ovario en el sistema urinario: A medida que los quistes de ovario crecen, pueden ejercer presión en la vejiga. Tal y como han confirmado varios estudios realizados, uno de los síntomas de los quistes de ovario es la dificultad de vaciar la vejiga por completo. Esto sucede porque los quistes de gran tamaño pueden bloquear el flujo urinario que va desde la vejiga hasta la uretra. Como resultado, las mujeres pueden sufrir polaquiuria —aumento del número de micciones— cuando un quiste ovárico ejerce presión en la vejiga. Como la dificultad para vaciar totalmente la vejiga puede provocar infecciones en las vías urinarias, el médico debe decidir el tratamiento adecuado para que las funciones urinarias puedan volver a la normalidad.
  3. Los síntomas de los quistes de ovario en el sistema digestivo: Como consecuencia de la proximidad de los órganos pélvicos a algunos de los órganos del sistema digestivo, es posible que los quistes ováricos causen síntomas que afectan al aparato digestivo. Según varios profesionales de la medicina, estos síntomas de los quistes de ovario incluyen las náuseas, los vómitos  y la dificultad de deposición. Las náuseas y los vómitos se deben a la presión del quiste en las estructuras pélvicas anejas. Cuando un quiste alcanza un gran tamaño, puede presionar el recto, lo que dificulta la deposición fecal. Si estos síntomas continúan, es preciso someterse a un reconocimiento médico y recibir un diagnóstico adecuado para determinar la presencia de un quiste de ovario.

Ni que decir tiene que, tal y como sucede con otras afecciones y enfermedades, detectar los quistes ováricos a tiempo es crucial. Por ello, gracias a la información que te hemos facilitado a través de este artículo, esperamos que ahora conozcas los principales síntomas de los quistes de ovario y que acudas al médico en cuanto estos aparezcan.

Share

Reveladas las Principales Causas del Dolor de Ovarios

Share

Causas del Dolor de OvariosLa gran mayoría de las mujeres sufrimos molestias en los ovarios en algún momento de nuestras vidas, pero… ¿sabes cuáles son las principales causas del dolor de ovarios? En este artículo, hemos recogido las principales razones por las que una mujer puede verse afectada por este tipo de dolor, por ello, tanto si desconoces estas causas como si ya estás familiarizada con algunas de ellas, esta información te será de ayuda.

Durante la edad fértil de la mujer, los ovarios son responsables de la producción de hormonas y de la expulsión de los óvulos para su posterior fertilización. Si se ha producido una lesión en los ovarios o si estos están afectados por una de las enfermedades de los ovarios, el dolor se aprecia en la zona abdominal inferior o en la pelvis. Según la causa del dolor de ovarios, los síntomas pueden aparecer de forma repentina o de forma gradual, y pueden desaparecer en unos días o volverse crónicos. El primer paso es diagnosticar la causa del dolor de ovarios para, así, aplicar el tratamiento adecuado.

  1. Los quistes en los ovarios: Esta es una de las principales causas del dolor de ovarios. Los quistes ováricos son bolsas rellenas de fluidos que se forman en los ovarios. Pueden existir sin ni siquiera provocar síntomas y también pueden ser la causa de dolores y molestias. Todos los meses, los ovarios desarrollan unas formaciones denominadas folículos, que liberan hormonas y expulsan un óvulo para que sea fertilizado. Por razones aún desconocidas, a veces el folículo no expulsa el óvulo y se convierte en un quiste. En otras ocasiones, el óvulo es expulsado, pero ciertos fluidos se pueden acumular dentro de los folículos y desarrollar un quiste. Mientras que algunos quistes ováricos desaparecen por sí mismos, otros obligan a recurrir a los medicamentos o a la cirugía para su eliminación.
  2. El cáncer de ovarios: La segunda de las causas del dolor de ovarios es el cáncer de ovarios. Varias células y tejidos ováricos se pueden volver cancerosos. A menudo, el cáncer de ovarios no causa síntomas en los primeros estadios de la enfermedad y puede pasar desapercibido en los diagnósticos. En los estadios más avanzados, el cáncer de ovarios puede provocar dolor en los ovarios, micción frecuente, pérdida del apetito, dolor de espalda, cansancio y estreñimiento. Cualquiera de las causas del dolor de ovarios comentadas anteriormente debe ser evaluada por un profesional, independientemente del nivel de gravedad de las mismas. Cuando el cáncer de ovarios se descubre y se trata a tiempo, la posibilidad de superarlo aumenta en un noventa por ciento.
  3. El síndrome de los ovarios poliquísticos o SOP: Esta es otra de las causas del dolor de ovarios. El síndrome de los ovarios poliquísticos es un desajuste hormonal que puede afectar a las mujeres que se encuentran en edad fértil. Los niveles altos de hormonas pueden afectar a la capacidad de los ovarios para expulsar los óvulos o para completar el ciclo menstrual. En ocasiones, el dolor de ovarios producido por el SOP puede ir acompañado de falta de fertilidad, trastornos en la piel, apnea del sueño, ansiedad y otros síntomas. Es preciso recurrir a análisis de sangre y ecografías para confirmar el diagnóstico. El tratamiento de los ovarios poliquísticos puede incluir un cambio del estilo de vida y los hábitos alimenticios, medicación y cirugía.

Tal y como sucede con otros dolores, molestias, afecciones y enfermedades, siempre es necesario acudir a un profesional para recibir el diagnóstico y el tratamiento adecuados. No obstante, conocer las causas del dolor de ovarios es uno de los pasos fundamentales que debes tomar para acabar o para prevenir el dolor ovárico.

Share

Descubre a qué se Debe el Dolor en los Ovarios Cuando Corres

Share

se Debe el Dolor en los OvariosAlgunas mujeres sufrimos dolor en los ovarios después de correr o de hacer ejercicio intenso. ¿Sabes por qué? Bien, en este artículo, vamos a comentar las principales características, causas, tratamientos y formas de prevención de este tipo de dolor en los ovarios. Continúa leyendo, ya que, si sufres este tipo de dolor o si quieres prevenirlo, necesitarás tener en cuenta la información que aquí te facilitamos.

Si sales a correr a menudo, estarás acostumbrada a sentir ciertos dolores en las piernas o en los músculos abdominales; sin embargo, si sufres dolor en ovario después de esta actividad, es posible que te encuentres preocupada. El dolor en ovario es uno de los síntomas de los quistes de ovarios y de otras enfermedades de los ovarios, así como de trastornos ginecológicos. Si el dolor en ovario continúa, empeora o está acompañado de otros síntomas, debes acudir al médico con la mayor brevedad posible.

  1. Características: Además del dolor en el ovario derecho y en el izquierdo, también puedes experimentar otros síntomas, como dolores abdominales, hinchazón o calambres en el abdomen. Es posible que el dolor en los ovarios se extienda a través de la zona pélvica inferior y baje hacia los muslos o hacia las caderas y la espalda. Algunas mujeres sienten este dolor siempre que salen a correr, mientras que otras lo sufren solo de vez en cuando.
  2. Causas: El dolor en la zona de los ovarios se puede deber a un problema en los ovarios o en un órgano, un músculo o un ligamento anejo, lo que los médicos llaman «dolor reflejo». En algunas mujeres, correr puede disminuir el flujo sanguíneo que llega a los intestinos, denominado «angina abdominal» por ciertos expertos. Las corredoras que consumen una dieta rica en fibra sufren dolores relacionados con los gases, cuyas características son muy parecidas a aquellas del dolor en los ovarios. Por otro lado, las corredoras que consumen mucha cafeína o que sufren deshidratación durante el ejercicio pueden sufrir calambres abdominales en zonas cercanas a los ovarios. Otros estudios demuestran que la inflamación o la artritis de los huesos pélvicos pueden provocar dolor en los ovarios, que aumenta cuando se hace ejercicio. Las alteraciones uterinas, como la endometriosis, también pueden causar dolores en la pelvis cuando se hace ejercicio intenso. Si el dolor en ovario ocurre aproximadamente dos semanas antes de la menstruación, es posible que dicho dolor sea resultado de la ovulación. A menudo, las mujeres que tienen quistes ováricos sienten dolores pélvicos después de correr. Po último, no es muy común que el cáncer de ovario sea la causa del dolor en los ovarios que se siente al hacer ejercicio.
  3. Tratamientos: El dolor en ovario que provoca la deshidratación se puede tratar en casa mediante el consumo de bebidas deportivas o con electrolitos. Los médicos suelen recomendar calmantes de venta sin receta para los dolores que provocan la artritis, la ovulación y los trastornos uterinos; si tomas este tipo de medicamentos antes de correr, podrás reducir y aliviar el dolor en ovario. Los especialistas en medicina tratan los quistes y la endometriosis con terapias quirúrgicas, y, para acabar con el dolor en los ovarios que provoca el cáncer de ovario, es preciso recurrir a la cirugía o a tratamientos de quimioterapia y de radiación.
  4. Prevención: Los métodos que se deben seguir para prevenir el dolor en los ovarios dependen de la causa: si se debe a problemas digestivos, es conveniente que te mantengas hidratada durante el ejercicio y que evites el consumo excesivo de cafeína y de fibra; si se debe a trastornos ginecológicos, es recomendable que te mantengas en un peso saludable y que lleves una dieta equilibrada; por último, si se debe a la inflamación o la artritis de la pelvis, entonces tendrás que realizar estiramientos especiales antes y después de correr, y es conveniente que hagas descansos frecuentes.

Sea cual sea la causa, no debes olvidar que existe una solución. Esperamos que, gracias a tu médico y a la información que aquí te facilitamos, puedas mejorar tu calidad de vida y aliviar el dolor en los ovarios que tanto nos puede llegar a molestar cuando hacemos ejercicio.

Share

Descubiertas las causas del Dolor de Ovarios sin Menstruación ni Embarazo

Share

causas del Dolor de Ovarios sin Menstruación ni EmbarazoTras numerosos estudios, se han confirmado las principales causas del dolor de ovarios sin menstruación ni embarazo. Como sabes, las molestias ováricas están estrechamente relacionadas con la ovulación y la menstruación, pero no siempre es así. En ocasiones, las mujeres nos vemos afectadas por otras enfermedades de los ovarios que nos producen dolores similares. Conviene conocer estas causas, ya que sólo de esta forma, es posible detectar a tiempo el problema y conseguir el tratamiento adecuado. Por ello, hemos recogido en este artículo tres de las principales causas del dolor de ovarios sin menstruación ni embarazo.

Casi todas las mujeres nos hemos saltado una menstruación alguna vez. Cuando, además, sentimos calambres o molestias abdominales, y sabemos que no estamos embarazadas, nos empezamos a preocupar. Muy a menudo, los calambres abdominales y la falta de una menstruación son simplemente dos síntomas independientes que coinciden al mismo tiempo. No obstante, en determinadas ocasiones, el dolor abdominal y la falta de la regla pueden ser síntomas de algo más serio.

  1. Los quistes de ovario: Los quistes de ovario, la primera de las causas del dolor de ovarios sin menstruación ni embarazo, son bolsas que están rellenas de fluido y que se forman en los ovarios. Los dos quistes de ovario más comunes son los quistes foliculares y los quistes lúteos. Los primeros se forman cuando el folículo —continente del óvulo— no se rompe para expulsar el óvulo y, en su lugar, continúa creciendo. Se han realizado estudios que demuestran que, por lo general, este tipo de quistes desaparecen en tres meses. Los quistes lúteos se forman cuando nuestro organismo no reabsorbe el folículo tras la ovulación, y, como consecuencia, se comienzan a acumular fluidos en el folículo. En ocasiones, estos quistes alcanzan un tamaño de diez centímetros y se pueden retorcer o romper, lo que causa el mencionado dolor de ovarios sin menstruación ni embarazo. Estos quistes a menudo desaparecen en unas semanas y no suelen ser cancerosos. Los medicamentos para aumentar la fertilidad pueden incrementar el riesgo de desarrollar quistes lúteos.
  2. El cáncer de ovario: La segunda causa del dolor de ovarios sin menstruación puede resultar un tanto intimidatoria para algunas mujeres; no obstante, es preciso tener en cuenta que los calambres y la falta de menstruación y de embarazo no significan necesariamente que exista un cáncer de ovario. Muchos de los síntomas del cáncer de ovario son parecidos a los de otras enfermedades de los ovarios y afecciones, por tanto, a veces se le hace un diagnóstico erróneo, pensando que se trata del síndrome del intestino irritado, del estrés o de una depresión, esto ha hecho que el cáncer de ovario se gane el sobrenombre de «asesino silencioso». Los síntomas de esta causa del dolor de ovarios sin menstruación son: presión abdominal, hinchazón, micciones frecuentes, dolor pélvico y cambios en el ciclo menstrual. Si sospechas que tienes un cáncer de ovario, debes pedir cita inmediatamente a tu médico o tu ginecólogo para someterte a un reconocimiento. Las posibilidades de vencer al cáncer de ovario aumentan considerablemente cuando este se detecta a tiempo.
  3. La ooforitis autoinmune: Esta causa del dolor de ovarios sin menstruación ni embarazo consiste en la inflamación de los ovarios como consecuencia del ataque del organismo a sus propias células. La inflamación provoca la destrucción, el endurecimiento y el debilitamiento de los ovarios, lo que, a su vez, disminuye la fertilidad y la producción de hormonas. Según los expertos en ginecología, la ooforitis autoinmune es responsable de alrededor del diez por ciento de los fallos prematuros de los ovarios. Esta causa del dolor de ovarios sin menstruación puede causar dolores abdominales, fiebre, cansancio, secreciones vaginales y falta de menstruación. Hoy por hoy, no existe ningún fármaco inmunosupresor que haya demostrado ser seguro y eficaz en el tratamiento de esta enfermedad de los ovarios.

Por último, ten en cuenta que si sientes cualquier dolor de ovarios sin menstruación ni embarazo, debes acudir a tu médico o tu ginecólogo de inmediato, ya que sólo así conseguirás recibir un diagnóstico adecuado y comenzar tu tratamiento a tiempo.

Share

Revelado el Misterio de por qué Duelen los Ovarios

Share

Misterio de por qué Duelen los Ovarios¿Por qué duelen los ovarios? Esta ha sido una de las grandes incógnitas durante muchísimos años, y las mujeres hemos sufrido este dolor sin saber con certeza a qué se debe. Sin embargo, gracias a las investigaciones que se han llevado a cabo durante las últimas décadas, ha sido posible esclarecer algunas de las causas del dolor de ovarios. Somos conscientes de lo frustrante que puede resultar la búsqueda de información sobre este asunto, ya que es difícil encontrar datos fidedignos y verídicos, por ello, en el presente artículo hemos recogido las principales causas de por qué duelen los ovarios.

El papel desempeñado por los ovarios en el sistema reproductivo femenino consiste en la producción de hormonas y la expulsión de óvulos para su posterior fertilización durante la edad fértil de la mujer. Si una mujer sufre alguna de las lesiones o enfermedades de los ovarios, el dolor suele apreciarse en la zona abdominal o en la zona pélvica. Dependiendo de las causas del dolor de ovarios, los síntomas pueden aparecer bien de forma repentina, bien de forma gradual. Además, el dolor puede desaparecer en unos días o volverse crónico. Cuando las mujeres llegamos a ese momento en que nos preguntamos «¿Por qué duelen los ovarios?», lo primero que debemos hacer es acudir al médico para recibir un diagnóstico adecuado, de esta forma, podremos comenzar el tratamiento correcto.

La primera respuesta a la pregunta de por qué duelen los ovarios es la siguiente: como consecuencia de los quistes en los ovarios. Los quistes ováricos son bolsas rellenas de líquido que se forman en los ovarios y que, si bien pueden existir sin causar síntomas, normalmente producen dolor en los ovarios. Una vez al mes, los ovarios producen un folículo, que libera hormonas y expulsa a un óvulo. Por razones aún desconocidas, en ocasiones, el folículo no concluye la ovulación —expulsión del óvulo— y se convierte en un quiste. En otros casos, la ovulación se completa correctamente, pero el folículo acumula fluidos en su interior y crea un quiste ovárico. Aunque la mayoría de los quistes de ovario desaparecen por sí mismos, algunos permanecen, y es necesario eliminarlos mediante medicación o cirugía.

El cáncer de ovario es la segunda de las enfermedades de los ovarios que da respuesta a la pregunta de por qué duelen los ovarios. Todo comienza cuando varias células y tejidos ováricos se vuelven cancerosos. A menudo, el cáncer de ovario no produce síntomas en las primeras etapas de la enfermedad y, por ello, es difícil de diagnosticar. En las etapas más avanzadas, el cáncer ovárico puede causar dolor en los ovarios, así como micción frecuente, pérdida del apetito, dolor de espalda, cansancio y estreñimiento. Cualquiera de los síntomas mencionados anteriormente, independientemente del grado de gravedad, debe ser evaluado, ya que, si el cáncer de ovario se diagnostica a tiempo, la posibilidad de superarlo es del noventa por ciento.

Por último, vamos a comentar otra de las respuestas a la pregunta de por qué duelen los ovarios, esta es el síndrome de los ovarios poliquísticos o SOP. Este síndrome se debe a un desajuste o trastorno hormonal que puede ocurrir durante la edad fértil de la mujer. Cuando los niveles de hormonas son altos, la capacidad de ovulación de los ovarios y el ciclo menstrual pueden resultar afectados. El dolor en los ovarios puede ir o no acompañado de infertilidad, trastornos cutáneos, apnea obstructiva del sueño, ansiedad y muchos otros síntomas. Es preciso realizar un análisis de sangre y una ecografía de los ovarios para confirmar el diagnóstico de esta afección. Para aliviar los síntomas, es necesario cambiar de estilo de vida, seguir una medicación y, a veces, recurrir a la cirugía.

Como ves, es un tema complicado que requiere numerosos estudios e investigaciones, ya que las causas del dolor de ovarios son múltiples. No obstante, esperamos que este artículo te haya sido de gran ayuda para resolver la difícil pregunta de por qué duelen los ovarios.

Share

Tres Remedios Caseros para Aliviar el Dolor de Ovario

Share

Aliviar el Dolor de OvarioNo hay duda de que los quistes en los ovarios duelen, pero, ¿es necesario sufrir el indeseable dolor de ovario? En absoluto. Para aliviar los dolores que producen los quistes de ovario, muchas mujeres recurren a los medicamentos; no obstante, esto no es necesario, ya que existen varios remedios caseros que ayudan a reducir o incluso a eliminar el dolor de ovario. En este artículo, hemos recogido tres remedios caseros que, a lo largo del tiempo, han demostrado ser verdaderamente eficaces para acabar con el dolor de ovario. Esperamos que, gracias a esta información, consigas sentirte mejor y continuar con las actividades cotidianas sin verte afectada por el dolor de ovario.

No siempre es fácil tratar el dolor de ovario. Cuando te diagnostican un quiste, la primera solución que se te ocurre para aliviar el dolor suele ser la medicación; si bien es cierto que esta opción consigue aliviar el dolor de ovario, no es muy recomendable consumir medicamentos constantemente, ya que pueden tener efectos secundarios poco deseables. Por fortuna, existen remedios caseros naturales que son totalmente inocuos y realmente eficaces para aliviar el dolor de ovario.

  1. El calor: Un viejo conocido de las mujeres, muy útil cuando queremos aliviar los calambres provocados por la menstruación o aquellos ligados a las infecciones urinarias. Obviamente, este remedio casero también nos ayuda a aliviar el dolor de ovario. Si no quieres hacer gasto, puedes utilizar una botella llena de agua caliente; aunque también  puedes comprar una bolsa de agua caliente y tenerla siempre a mano para cuando sufras dolor de ovario. A algunas mujeres les ayuda el darse un baño caliente, ya que, además del calor, les proporciona la relajación necesaria. Para obtener mejores resultados, debes colocar el calor directamente en la espalda; para evitar el enrojecimiento de tu piel, sólo pon una toalla entre la fuente de calor y tu cuerpo.
  2. Las infusiones: Las infusiones, o tés de hierbas y de frutos, son otra forma de aliviar el dolor de ovario. Las infusiones de manzanilla, de frambuesa y de poleo-menta son excelentes para este propósito. No tienes por qué reservar esta bebida para antes de acostarte, en su lugar, prueba a beber infusiones en lugar de café, ya que la cafeína estimula los músculos y, por ende, intensifica el dolor de ovario. Además, una vez que empieces a beber tés, tus papilas gustativas se adaptarán al sabor de estas bebidas rápidamente.
  3. El agua: Así de sencillo, beber agua durante todo el día también alivia el dolor de ovario. Si te aburres de beber agua tal cual, puedes llenar una jarra con agua, exprimir en ella un limón o una lima, y añadir unas hojas de menta fresca. Por cierto, procura ir al baño a menudo, ya que, si intentas aguantarte, provocarás más dolores en la zona pélvica.

El dolor de ovario y las molestias que conlleva, así como la incertidumbre de tener quistes de ovario, son difíciles de llevar, pero vale la pena tomar el camino de los remedios naturales, ya que podrás tratar el dolor de ovario desde casa. No obstante, no te olvides de mantener informados a tu médico y a tu ginecólogo acerca de tu dolor de ovario, ya que ellos deben guiarte en el camino hacia una vida más saludable.

Share

Revelados los Tipos de Quistes de Ovario Más Comunes

Share

 types of ovarian cystsTras numerosas investigaciones, por fin se han publicado los tipos de quistes de ovario que afectan a las mujeres con más frecuencia. En este artículo, hemos recogido y comentado los principales tipos de quistes ováricos que han sido detectados durante los últimos años. Se trata de una información que muchas mujeres han recibido con euforia, ya que les permite tener una mejor idea de a qué atenerse cuando se les diagnostica un quiste ovárico. Estamos, pues, orgullosos de poder ayudarte a comprender mejor, gracias a la información recogida en este artículo, cuáles son las variedades de quistes de ovario más extendidas.

1. Quiste folicular: Los óvulos se almacenan en unas estructuras denominadas folículos hasta que alcanzan la madurez, momento en que son expulsados. Estos folículos producen las hormonas responsables de asegurar que los ovarios liberan un óvulo durante la menstruación.

En ocasiones, como consecuencia de un desajuste hormonal, el folículo no expulsa el óvulo. Cuando esto sucede, el folículo crece descomedidamente y se convierte en un quiste de ovario.

Los quistes foliculares en los ovarios que aparecen como se ha descrito anteriormente, generalmente desaparecen por sí mismos sin que sea necesario tratarlos. Además, estos quistes de ovario no producen dolor, a menos que se retuerzan, se rompan o ejerzan presión en los tejidos circundantes.

2. Quiste Corpus luteum: Este quiste de ovario se desarrolla a partir del Corpus luteum, que es el folículo vacío que queda en el ovario tras la ovulación. En algunos casos, el ovario no reabsorbe el Corpus luteum, y este se cierra conteniendo fluidos en su interior.

Como consecuencia, el Corpus luteum crece en exceso y forma un quiste ovárico. Aunque este tipo de quiste de ovario puede desaparecer por sí mismo en cuestión de semanas, algunos pueden crecer hasta tener un diámetro de entre ocho y diez centímetros. Asimismo, es posible que este quiste de ovario sangre o se retuerza, lo que, a su vez, provoca dolores en la pelvis y el abdomen.

Igualmente, si este quiste ovárico se llena de sangre, puede romperse, causando, pues, una hemorragia interna, así como fuertes e intensos dolores.

3Quiste hemorrágico: Los quistes hemorrágicos en los ovarios son bastante comunes y pueden causar fuertes dolores. Estos quistes de ovario aparecen cuando se rompe uno de los pequeños vasos sanguíneos de la cobertura de un quiste ovárico joven. La sangre del vaso sanguíneo entra en el cuerpo del quiste de ovario, lo que hace que este aumente su tamaño rápidamente.

A medida que el quiste hemorrágico se hincha, la cobertura del ovario se estira, lo que provoca dolores de gran intensidad. Por lo general, el dolor se percibe en el lado derecho de la zona abdominal, si bien algunas mujeres parecen sentir este dolor en el lado izquierdo.

Además de producir grandes dolores, este tipo de quistes de ovario puede, en ocasiones, generar coágulos de sangre, que a su vez, complican la situación aún más, ya que reducen el nivel de flujo sanguíneo.

4. Quiste dermoide: Los quistes dermoides en los ovarios son, sin duda, uno de los tipos de quistes de ovario más extraños, si bien siempre suelen ser benignos. Estos quistes ováricos, normalmente, contienen diversos tipos de tejido: capilar, dental, óseo, tiroidal, etc.

Los quistes dermoides —también denominados dermoides o teratomas ováricos— pueden aparecer a cualquier edad, aunque son más comunes durante la edad fértil de la mujer, y suelen tener un diámetro que oscila entre uno y cuarenta y cinco centímetros.

Casi siempre es necesario extraer este tipo de quistes ováricos, para ello, se puede recurrir a la laparotomía o a la laparoscopía.

Por último, debes tener en cuenta que siempre debes acudir a tu médico o a tu ginecólogo cuando sufras dolores abdominales o pélvicos, ya que solo él puede diagnosticar si tienes un quiste de ovario o no.

Share

Tratamiento de los quistes en los ovarios

Share

Tratamiento de los quistes en los ovarios

En el presente artículo, vamos a analizar el tratamiento de los quistes en los ovarios. Debes saber que si tienes un quiste de ovario, la necesidad de tratamiento dependerá de los siguientes factores:

  • Su apariencia y su tamaño.
  • Si tienes síntomas.
  • Si has pasado la menopausia (las mujeres posmenopáusicas tienen un riesgo ligeramente mayor de desarrollar cáncer de ovario).

Espera en observación

En la mayoría de los casos, cuando te detecten un quiste de ovario, se recomienda la «espera en observación», por lo que no recibirás inmediatamente un tratamiento de los quistes en los ovarios. Se toma esta medida porque la mayoría de los quistes desaparecen en unas pocas semanas sin necesidad de tratamiento. Normalmente, pasadas unas semanas, se realiza una ecografía para confirmar que han desaparecido.

En las mujeres que han pasado la menopausia, debido a que tienen mayor riesgo de sufrir un cáncer ovárico, se realizan ecografías y análisis de sangre frecuentemente hasta que el quiste desaparece. Además, se recomienda a las mujeres posmenopáusicas que se sometan a una ecografía de seguimiento cuatro meses después de la desaparición del quiste.

Cirugía

Este es el tratamiento de los quistes en los ovarios que se aplica cuando el quiste es grande o está causando síntomas. En ocasiones, los médicos recomiendan extraer el quiste incluso si no está causando síntomas. Esto se debe al hecho de que no siempre es posible determinar el tipo de quiste de ovario sin examinarlo en el microscopio. La extracción también reduce el riesgo de que el quiste se convierta en canceroso.

En esta clase de tratamiento de los quistes en los ovarios, se distinguen dos tipos de operación que, normalmente, se practican bajo anestesia general (estarás dormida durante la operación y no sentirás ningún dolor). Estas operaciones son:

  • Laparoscopia
  • Laparotomía

A continuación, se describen ambos procedimientos.

Laparoscopia

Este tratamiento de los quistes en los ovarios se usa en ocasiones para extraer quistes pequeños. Es un tipo de cirugía laparoscópica en la que se practican cortes pequeños en la zona pélvica y se introduce un gas en la pelvis para levantar la pared del abdomen y separarla de los órganos de su interior.

Se pasa un laparoscopio, un microscopio tubular de tamaño reducido que tiene una luz en su extremo, a través del abdomen para que el cirujano pueda ver tus órganos internos. Sirviéndose de herramientas quirúrgicas diminutas, el cirujano puede extraer el quiste de ovario a través del pequeño corte practicado en tu piel.

Tras el procedimiento, los cortes se cierran con suturas solubles. Este tratamiento de los quistes en los ovarios tiene una duración aproximada de treinta minutos, en función del tamaño y el tipo de quiste. La mayor parte de las mujeres puede volver a casa el mismo día de la operación.

La laparoscopia es el tratamiento de los quistes en los ovarios preferido, ya que produce menos dolor, ayuda a preservar la fertilidad y permite que la paciente retome antes las actividades cotidianas.

Laparotomía

Si existe riesgo de que el quiste de ovario sea canceroso, se practica un tratamiento de los quistes en los ovarios más invasivo denominado laparotomía.

Durante una laparotomía, se realiza un corte de mayor tamaño para que el cirujano puede acceder más fácilmente al quiste. Se extrae el quiste y el ovario, y se envían al laboratorio para determinar si el quiste es canceroso. A continuación, se cierra la herida con suturas. Posiblemente, debas permanecer en el hospital durante una o dos noches.

Si solo extraen uno de tus ovarios, tu otro ovario continuará liberando hormonas y óvulos de forma normal, por tanto, tu salud y tu fertilidad no se verán afectadas.

Si, durante este tratamiento de los quistes en los ovarios, es necesario extraer los dos ovarios, entonces esto provocará una menopausia prematura (si todavía no has pasado la menopausia). No obstante, aún puedes quedarte embarazada si se implanta en tu útero un óvulo donado.

Tratamiento del cáncer

Si el quiste de ovario es canceroso, es posible que debas someterte a un tratamiento para extraer ambos ovarios, la matriz y parte del tejido circundante. Se trata del caso más extremo de tratamiento de los quistes en los ovarios, ya que desencadena una menopausia prematura y provoca infertilidad.

Share

Older posts «